lunes, 5 de febrero de 2018

10 canciones de Estados Alterados


No es tan extraño que mucha gente al escuchar por primera vez a Estados Alterados se haga una pregunta algo incomoda cuando se les toma siempre como referentes vitales en la configuración del rock colombiano tal y como lo conocemos y lo hemos conocido: ¿Es lo de ellos realmente música rock? 

Hablamos de un grupo que toma como eje principal de sus canciones los teclados, y en circunstancias normales una banda así "no seria rock" en este contexto  generalmente tan purista y retrogrado (con todo y que ejemplos como el de The Doors refuten fácil esa apreciación). Por eso resulta paradojico repasar cualquier publicación relacionada con el rock colombiano de los noventa, y encontrar siempre ese nombre como referente al lado de Aterciopelados, La Derecha, 1280 Almas, La Pestilencia, Kraken y los que falten.

¿Cómo se explica ese "error de la Matrix"? Probablemente tiene una explicación idéntica a la de por qué Depeche Mode (la influencia más importante en el sonido de Estados Alterados) es igualmente reverenciado en el synthpop que en el rock. Y esa explicación es tener puro y físico carácter. Primero, aparecer en una Medellín repleta de problemas, mala reputación, bandas en su mayoría centradas en facciones más extremas del metal o el punk, pero sobre todo sin las facilidades de grabación-distribución que podía ofrecer Bogotá para el rock (tampoco eran muchas, pero decididamente eran más). Segundo, la decisión de Gustavo "Tato" Lopera, Fernando "Elvis" Sierra y Ricardo "Ricky" Restrepo de hacer de los teclados su instrumento principal en un contexto donde nadie lo hacía, por ende, nadie sabía utilizarlos. Tercero, letras menos elaboradas con el fin de contar historias y más para expresar estados de animo, casi siempre introspectivos.

Si es por eso, resulta lógico que se les encuadre en esa camada del rock colombiano. Y si no, bien les queda ser el primer grupo que obtuvo logros tangibles en canales de comunicación masivos (para la muestra, los vídeos que dirigió para ellos Simon Brand y alcanzaron alguna rotación en MTV) un poco antes de que Aterciopelados entrara en escena. Zafándose de la etiqueta rock es una banda que se defiende incluso mejor, representando de esta forma un paradigma muy particular en la música colombiana que tardó más de lo que uno quisiera en dejar herederos.

Es por eso que en La Musique traemos a ustedes esta selección de diez canciones, donde el hilo conductor viene dado por el impacto que tuvo en ellos Depeche Mode. Probablemente se les podría comparar con muchos grupos más (no es que fueran indiferentes a la movida grunge o a la industrial mientras grabaron su material más perdurable), pero el ejemplo y el consecuente impacto que tuvieron los de Basildon en ellos fue vital para configurar un sonido inicial y diversificarlo con el paso del tiempo. Y a lo largo de los temas iremos explicando por qué.

1. Muévete


Su canción más recordada, y con justa razón. Podría decirse que es su "Just Can't Get Enough", pero hay algo más allá de eso con el sencillo que dio a conocer a Estados Alterados en una generación que emergía junto a la Séptima Papeleta y el triunfo del capitalismo en la Guerra Fría. La letra sigue una linea muy parecida a la que manejaba la Movida Madrileña en sus mejores días, invitando a "olvidarse del baile tradicional" para abrazar una danza androide, impulsada por el teclado de "Tato" Lopera. Un manifiesto musical por donde se le mire, y una primera muestra de su sensibilidad para grabar canciones en ocasiones elementales, pero muy bien cuidadas en los arreglos.

2. Nada


Cuando llegó el momento de grabar Cuarto Acto en 1993, el grupo se hizo más orgánico y menos opresivo de lo que fue en su debut dos años atrás. Probablemente el hecho de adquirir repercusión a nivel nacional así como el ejemplo de sus admirados Depeche Mode (que por esos días sonaban menos siniestros e incorporaban guitarra y batería en vivo) permitió que se relajaran un poco, sobre todo en el sonido que se abrió a nuevas posibilidades con la suma de la guitarra de Camilo Zuleta. No por eso bajaron los estándares de calidad, y es partiendo de esa premisa que le dan forma a uno de los dos cortes de difusión elegidos para ese LP.

3. Los Amos De La Información


Incluida en Rojo Sobre Rojo, es uno de esos temas donde se atreven a dar una visión concreta y personal de ciertas realidades no necesariamente confrontándolos, pero si mostrándolos como cosas que ocurren y sirvan para que el oyente reflexione. No podría describirse mejor el rol de los medios de comunicación en todo el mundo, pues se trata de confeccionar villanos, héroes y símbolos sexuales a través de ese poder para persuadir e "informar". Al mismo tiempo, demuestra con sus guitarras más crudas que la banda entendió bien el momento musical que vivían, orientándose para la ocasión mucho por el estilo de Ministry o Nine Inch Nails.

4. Contenme


Los quince años que pasaron entre la grabación de Rojo Sobre Rojo y la de Romances Científicos están llenos de historias profesionales y personales que los obligaron a tomarse un tiempo fuera justo cuando llegaban a su mejor momento creativo y sobre todo a una muy probable mayor proyección internacional. Como fuese, pasado el tiempo grabaron un nuevo álbum con el productor Phil Vinall (más recordado por su trabajo con Zoé) y como primer sencillo aparece "Contenme", una alteración en si misma de Estados Alterados al ser una versión actualizada y hasta con esteroides de lo que supieron ser en los noventa. Eso si, de altísima calidad, con ganchos melódicos muy certeros, una letra de las que acostumbran y un equilibrio absoluto entre guitarras y teclados.

5. Mana


Compuesto como un tributo a su fallecido primer baterista Carlos Guillermo Uribe en un accidente de transito, es un instrumental lleno de dramatismo. Cada segundo que pasa es como estar un paso más cerca a esa fatalidad que le arrebató a la banda uno de sus primeros miembros, reforzado por los golpes de la batería aportados por su reemplazante "Ricky" Restrepo.

6. Opulencia


Precisamente es Ricky quien asume la voz líder en este tema de su álbum debut homónimo de 1991. Ciertamente es más industrial que otros temas de su repertorio, pero no tanto porque tomaran ese sonido como referencia, sino más bien por los golpes tan secos que salen de la batería para reforzar los siniestros teclados que ejecuta "Tato" Lopera. La letra si bien resulta difícil de interpretar, es puro y simple escapismo. Insisto, el contexto del país (y más de Medellín) daban para eso.

7. Trance


Resulta sorprendente notar cómo el mismo año que Depeche Mode lanza su trabajo más cercano rock hasta la fecha (Songs Of Faith And Devotion) los antioqueños lograban tener un timing tremendo con Cuarto Acto, en tiempos donde la inmediatez de Internet no existía. Con las letras intrincadas de siempre, el entonces trío logra darle forma en este tema bien guitarrero a una escena llena de pasión, deseo y erotismo.

8. Te Veré


Si hubo un día en que Elvis (y por extensión Estados Alterados) estuvieron más cerca a David Gahan y Depeche Mode que nunca, fue cuando grabaron esta canción incluida en su Rojo Sobre Rojo de 1995. Juntan una serie de elementos característicos de esa banda en su etapa noventera (voces femeninas, incorporación de la guitarra para diversificar las posibilidades de los teclados) y los llevan a una dirección donde todavía se resaltan las habilidades particulares de los involucrados. Tato da con las notas de teclado precisas, Ricky acompaña bien desde la batería, la guitarra de Zuleta acompaña mejor que nunca, y Elvis demuestra que puede adaptarse a una linea más radiable como la que asumieron en ese álbum.

9. Inventándome


Aunque Tato abandonó Estados Alterados en 2011 para dedicarse a la composición de bandas sonoras, Elvis y Ricky dieron una prueba de supervivencia notable tres años más tarde con el lanzamiento de Intruso Armónico, donde retoman el sonido de sus inicios aun sin tener a su emblemático teclista a bordo. Probablemente la mejor demostración posible de eso se da con esta canción, donde una base de teclados muy certera impulsa todo lo demás. Una letra criptica y cargada de auto examen (después de todo, "no van a ir a la India para buscarse a si mismos"), una tremenda interpretación de Elvis, y un vídeo de lo más arty pero también de lo más impactante para el contexto colombiano.

10. Atomic Playboy


Para terminar, en este instrumental del Romances Científicos se percibe por un lado la adaptación tan increíble del grupo a las nuevas exigencias y estándares de ese synthpop que revivió en todo el mundo durante el nuevo milenio (claramente la producción de Phil Vinall ayudó bastante). Por otro lado, la habilidad de Tato para sacarse momentos tan ingeniosos y sublimes de los teclados destaca pasando de un arranque más bien experimental a una parte media más rítmica y de ahí a un cierre espacial. Es casi como un testamento de su aporte para el ultimo álbum que grabó con la banda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario