viernes, 30 de diciembre de 2016

Historias: Bengala Music Fest, un festival para encender la esperanza


Después de vivir la primera edición del Bengala Music Fest en 2015, fueron muchas las emociones que afloraron por haber compartido con personas cercanas el espíritu de unión que alcanza la música, luego de esperar un año y tras presenciar como el festival mes a mes crecía, para lanzar su segunda versión en 2016 no podíamos con las ganas de ver la fecha final llegar.

Y sucedió, hace unas semanas se conoció el cartel completo, diverso, con grandes nombres de la escena alternativa nacional y algunos nuevos que ya comienzan a moverse dentro del circuito, propuestas que en vivo destacaron, haciendo de este un festival con mucho talante sonoro y una calidad que podría posicionarlo en unos años como una referencia de lo que sucede en materia de Bogotá y el país.

Habiendo llegado antes de la hora esperada, vimos como cada uno de los músicos en las bandas se preparaban, como los organizadores rotaban por el sitio, corriendo de un lado a otro, llevando cajas, gestionando una cosa y la otra, con poco descanso y varias semanas atrás de estrés que seguro los tenía un tensos pero muy felices.


La cita arrancó con Surcos, la propuesta de folk-pop que a lo largo del año demostró de lo que era capaz tras varios otros del pasado tratando de consolidarase, por supuesto uno de los himnos del festival decía: "Lo ves, que todo alrededor me acuerda a ti, sabes, me cuesta mucho irme a dormir"  y aunque tratamos de silbar, algunos en la vida jamás aprendimos cómo. Canciones como "Acá y Allá", "Se Conecta" destacaron por su sencillez y emotividad. Nos los disfrutamos mucho, fue la mejor manera de empezar la fiesta y darle paso al rock criollo de Electric Mistakes.

Una vez montados en el escenario Juan y Laura Perrila se preparaban a despedazar oídos con la contundencia de su batería y guitarra (en la que Juan a veces pierde la cabeza). Con varias canciones de su nuevo álbum "Chavela", disfrutamos de la voz rasgada y la concentración del dúo en sentir la profundidad de sus letras y su marcado ritmo, siempre es un placer dejarse llevar por estos dos que no necesitan de nada más para hacer de su acto una experiencia completa.


Como si fuera un común denominador del cartel, las guitarras eran protagonistas de los actos que veíamos, todas tratadas de maneras distintas. Para continuar con un show de introspección, de silencio y de cercanía con uno mismo, llegaron desde Santa Marta, El Otro Grupo,  los habíamos visto en el Festival Estéreo Picnic durante este año, sin embargo sin tanto frío de fondo pudimos pararnos a escuchar el detallado trabajo que tienen en vivo, una puesta en escena en la que juegan con los pedales y las armonías de un pop insondable, si tiene la oportunidad de verlos ¡Ojalá no se los pierda!


También de otra ciudad llegaban los Electric Sasquatch un proyecto que nos daba siempre curiosidad de ver, nos habíamos acercado a su trabajo, muy conceptual y aunque el único acercamiento que tuvimos con un show en vivo fueron algunas fotos, esa energía estaba presente para recibir a los caleños con algo que sabíamos, era valiosos. Así fue, si nos pidieran decir cuál fue la mejor presentación de este día, en definitiva serían ellos, quedamos con ganas de escuchar su disco, de seguirles con más compromiso la pista y por supuesto escuchar sus nuevas canciones, al lado de Kike de Milmarias con un gran despliegue de vientos, nos quedamos con uno de los momentos más memorables del año.


Llegando al final de nuestra noche, un show que no tiene perdidas, los hemos visto una y varias veces y sabemos que si algo se puede disfrutar en vivo es a Árbol de Ojos, normalmente salimos cansados de tanto bailar, es una banda que esperamos siga pisando grandes escenarios, porque verlos es algo espectacular y más con este último álbum donde consolidan su propuesta con la contundencia y el sonido que empieza a caracterizarlos.


Nos dimos un descanso y fuimos a comer algo, mientras tanto Danicattack se hacía cargo del público, cuando volvimos estaba lleno y todo el mundo aclamaba la iniciativa independiente que vio nacer este festival, son una banda que se hace querer y siempre distinta vale la pena ver, fue un gran año para ellos, estuvieron de nuevo en Rock Al Parque, tuvieron sencillos rodando por la radio nacional y alternativa, giraron por varias semanas y así finalizó esta celebración.

Para nuestro último show una banda que nos dejó con ganas de más aquella noche en que lanzaron su último trabajo de estudio "Tres Volcanes", hablamos de Ismael Ayende, que volvieron con su energía, era felicidad, eran voces potentes y un trabajo detrás de cada músico que desvelaba psicodelia, música andina y surf, una combinación entre elementos que se sienten ancestrales y la juventud que caracteriza a sus integrantes, también fue un gran año para ellos y queremos seguirlos viendo una y otra vez.


Nos despedimos agradecidos con el festival que creyó en nosotros, que nos abrió las puertas y nos permitió comulgar al lado de grandes bandas que desde hace tiempo están en camino de consolidarse como la nueva historia de la música colombiana, nos fuimos temprano porque nos volvimos aburridos y ya no disfrutamos de los toques como antes, vale disculparse con todos aquellos que no pudimos ver, pero está la declaración sentada de que algún día lo haremos. Esperamos el otro año para que vivamos juntos la fiesta de las Infinitas Gracias en compañía de grandes amigos y las nuevas almas que reúna la música.

Encuentre a continuación nuestra galería completa: 

Bengala Music Fest 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario